El primer año después de Diego

El 25 de noviembre del año 2020 pasaba como un día más en el marco del contexto propuesto por la pandemia de Covid-19, ese cachetazo que sufrió el mundo y el que hoy no termina de esquivar. Ese 25 de noviembre nadie estaba preparado o preparada para la noticia que se iba a adueñar de la agenda mediática y social en cada rincón de la tierra, ese 25 de noviembre pasaba a la inmortalidad el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos y el planeta recibía otro cachetazo.

Compartir

El 25 de noviembre del año 2020 pasaba como un día más en el marco del contexto propuesto por la pandemia de Covid-19, ese cachetazo que sufrió el mundo y el que hoy no termina de esquivar. Ese 25 de noviembre nadie estaba preparado o preparada para la noticia que se iba a adueñar de la agenda mediática y social en cada rincón de la tierra, ese 25 de noviembre pasaba a la inmortalidad el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos y el planeta recibía otro cachetazo.

La noticia que nadie quería dar se confirmó promediando las 13 horas, Diego había dejado este mundo a causa de un paro cardiorespiratorio en una vivienda de Tigre donde transitaba sus días luego de una operación, se había ido «el más humano de los dioses» según Galeano y no tan en el fondo, todas, todos, esperábamos que en cualquier momento el 10 aparezca en un video negando lo afirmado. A fin de cuentas, a un año, seguimos esperando.

Maradona fue todo lo que esta bien y todo lo que esta mal al mismo tiempo, dividió aguas como todo ídolo, nos hizo llorar por la mas plena alegría y llorar por la mas profunda tristeza, Diego vivió 120 años en 60 y ese 25 de noviembre luego de que su corazón dijese basta Argentinos y Argentinas sentimos que estábamos un poquito mas solos.

Aquel 25 de noviembre el mundo homenajeo a Diego y a un año de su partida lo sigue homenajeando, es que «Pelusa» dejó una marca imborrable en el pueblo y «el pueblo no olvida a quien no lo traiciona».

Así se daba la información en #ElMediodía:

Compartir