miércoles, mayo 27, 2020 8:19 pm
La Gran Familia

Casi el 40 por ciento de lo recaudado en #Provincia va para pagar intereses de deuda

Según la consultora EcoAr “el distrito pasó de destinar el 20,5% de sus recursos tributarios al pago de capital e intereses a desembolsar el 37,3%”. Dado que el grueso de las colocaciones fue en moneda extranjera, las sucesivas devaluaciones colocaron al distrito en una frágil situación financiera.

BAE Negocios recalcó que “entre diciembre de 2015 y junio de 2019, la deuda total de la PBA pasó de rondar los $100.000 millones a $484.000 millones, es decir, creció 384%”. En términos reales, el número deviene en un crecimiento del stock en el orden del 42%. Mientras tanto, la recaudación tributaria cayó 9% a precios constantes.


En este sentido, durante el gobierno de María Eugenia Vidal, la participación de la deuda nominada en moneda extranjera se disparó casi 20 puntos al pasar del 57,9% al 77,2% del stock total.

De hecho, el mayor endeudamiento se dio a través de la emisión de bonos, cuyo stock se amplió 529% entre 2015 y 2018. La situación supeditó a la administración provincial a ser más propensa a las condiciones de mercado que hoy, con un riesgo país en aproximadamente los 2.400 puntos básicos.

Según la estimación de EcoAr, las tasas de interés promedio que fueron ponderadas y a las cuales se financia la provincia de Buenos Aires también se incrementaron. De esta forma, acrecentar “el peso de los servicios de la deuda”. Esto significa, que pasaron de significar el 20,5% de los recursos tributarios de origen provincial en 2016 al 37,3% en 2019. En 3 años y medio, 4 de cada 10 pesos que los bonaerenses pagan de impuestos van a los pagos de los intereses de deuda.

Fuente Política Argentina – BAE

Acerca de Diego Torchetti

También mirá!

La lista de los espiados por la AFI durante el Macrismo

La denuncia por espionaje ilegal por parte de la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri ya está en Comodoro Py. Finalmente, ayer martes la intervención a cargo de Cristina Camaño hizo la presentación en forma electrónica ante la Justicia Federal, por un “proceso sistémico de inteligencia ilegal” contra personas vinculadas a la actividad política, periodistas, dirigentes, sindicalistas y dependencias de fuerzas policiales y hasta un gobernador. La lista completa de las víctimas de las maniobras deja al descubierto, una vez más, que el macrismo no sólo se preocupaba por conocer los movimientos de sus opositores, sino también de quienes integraban sus propias filas.